08/02/2021

Aumento de precios: las respuestas de la oposición y las entidades rurales frente al alerta de Alberto Fernández

Por Iberá Noticias

Tras las declaraciones del presidente Alberto Fernández, quien durante una extensa entrevista se refirió a la posibilidad de aumentar las retenciones o establecer cupos a las exportaciones, como una de las alternativas para poner un freno al aumento de los alimentos -en caso de no llegar a un acuerdo con los productores- desde la oposición salieron a criticar la posición del mandatario, con extraños argumentos.

Ese fue el caso del diputado -y jefe de bloque del Pro en la Cámara Baja-, Cristian Ritondo, quien indicó, en su cuenta de Twitter, que «limitar y ponerle trabas constantemente a uno de los motores de la economía de nuestro país es llevarnos directamente a la desinversión y el atraso». En su explicación, el funcionario del Cambiemos, por su parte, no mencionó a los aumentos de la retenciones decretados por el expresidente Mauricio Macri.

Por su parte, en un texto difundido a través de sus redes sociales, el diputado nacional por Formosa (UCR) Ricardo Buryaile refutó las declaraciones de Fernández y señaló que los productores agropecuarios «no son formadores de precio». «¿Cómo puede pedirle al primer eslabón que determine el precio que paga el consumidor cuando ni siquiera puede incidir en el propio precio al que vende su producción?», se preguntó el exministro de Agroindustria. 

La explicación de Fernández sobre el aumento de los alimentos fue clara y concisa: en el reportaje a Página/12 expuso que tras la decisión de China de importar carne argentina, los productores agropecuarios dispusieron igualar los precios locales con los internacionales. Ante esa situación, indicó el mandatario, “el Estado sólo tiene dos canales para resolver el problema sobre los precios de los alimentos, dos herramientas que preferiría no usar: subir las retenciones (que en este momento están acotadas) o poner cupos, decir esto no se exporta”. expresó el Presidente, luego de reconocer que las exportaciones son necesarias para el país («yo necesito que ellos exporten porque necesito dólares que entren», indicó) aunque no a costa de afectar «la mesa de los argentinos». 

«Tienen que entender que son parte de la Argentina. Yo le he dicho al ministro de Agricultura que todo tiene un punto límite. Les estoy diciendo públicamente que no puedo dejar que esto siga pasando, porque el riesgo es que con la pandemia todos estos productos van a seguir creciendo en su precio y no estamos dispuestos a tolerarlo», completó Fernández.

También Mario Negri se refirió al alerta de Fernández por evitar que siga el aumento de los alimentos. «Hay dos palabras que definen un país: el diálogo y la incertidumbre. En ambas cosas el Gobierno ha mostrado una eficiencia para destruirlas. Si destruye la confianza y todos los días nos hace vivir un camino de incertidumbre, lo que tiran para atrás es la posibilidad de los argentinos y genera que sigamos en el fondo. Eso ocurre en materia económica, política e institucional», expuso, el domingo por la mañana, en declaraciones a Radio Mitre.

La palabra de la Sociedad Rural

Para Carlos Vila Moret, vicepresidente de la Sociedad Rural, las declaraciones del Presidente «son preocupantes porque desconocen la dinámica de la formación de precios y parten de una mirada prejuiciosa en la que el campo y los productores somos siempre los culpables».

«No se sabe hasta qué punto es desconocimiento o un relato ideológico que les sirve para la interna», criticó el dirigente agrario, al advertir que «los productores no somos formadores de precio ni en la carne, ni en el pan ni en ninguno de los productos de la ‘mesa de los argentinos’, y la incidencia de la materia prima en el precio final es mínima».

Desde el Gobierno destacan que, además del acuerdo para conseguir una rebaja en ocho cortes de carne, el Ejecutivo decidió prorrogar el programa Precios Máximos hasta el 31 de marzo. Por ahora se mantendrán los mismos productos y no habrá aumentos en los listados. Y si bien la resolución rige exclusivamente para los productos de las góndolas de los supermercados y comercios minoristas –no incluye productos frescos ni materias primas-, fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo aseguraron que están haciendo un análisis de toda la cadena alimenticia y trabajan en un esquema más general. “Queremos asegurarnos que el precio internacional, que ha subido de manera reciente, no se traslade a los insumos, y al bolsillo de los argentinos”, remarcaron desde el gobierno.

COMPARTE!